cabeceramatagorda

Presentación

“…en la Matagorda y su comarca (…) en la ribera de la mar, se puede hacer una puebla nueva y que ésta es muy útil y provechosa a toda aquella tierra y comarca (…) porque somos ciertos que allí hay buen puerto, grande y seguro para los navíos, y que en la tierra hay buen asiento, sano y saludable para los moradores que allí moraren, y muy buenas aguas, dulces y livianas de fuentes, y que la puebla que allí se hiciere tendrá buenos términos para plantar viñas y árboles y para labrar y criar allí sus ganados…”

Estas son las palabras que apenas iniciada la carta fundacional de la villa de Puerto Real, otorgada en la ciudad de Córdoba el 18 de junio del año 1483, hacen referencia al lugar físico donde habría de crearse nuestra población. De este modo el topónimo Matagorda se funde con nuestro origen como realidad poblacional, un enclave colmado de bondades, un territorio destinado a dar abrigo a gentes venidas de diferentes lugares, esperanzadas en establecerse en una tierra donde poder progresar e iniciar un nuevo e ilusionante proyecto vital.

Es por ello que hace ya algunos años, éste que les escribe estas líneas, junto al investigador puertorrealeño Francisco Espinosa de los Monteros Sánchez, dando forma al inicial proyecto que hoy día se convierte en esta realidad, en esta
naciente publicación cultural, llegado el momento otorgarle una denominación creímos oportuno que su nombre fuera Matagorda, porque al igual que lo fue para aquellos incipientes puertorrealeños, Matagorda se convierte ahora para
nosotros en un nuevo e ilusionante proyecto, en este caso cultural, con la humilde aspiración de que los trabajos que den forma a esta revista nos permitan conocer y comprender mejor nuestra cultura, apreciar nuestro rico patrimonio, nuestra apasionante historia, en definitiva, que nos ayuden a ser, aún si cabe, mejores ciudadanos.

Hace más de dos décadas, en el año 1993, surgió en nuestra ciudad una interesante y por entonces novedosa propuesta cultural, las denominadas Jornadas de Historia de Puerto Real, las cuales, además del componente expositivo, tenían una vertiente divulgativa que se materializaba en un ciclo de estudios locales, foro donde se
presentaban anualmente diferentes comunicaciones que analizaban Puerto Real desde la perspectiva de las diversas ciencias sociales, estudios que finalmente eran editados como libro de Actas. El último de ellos fue el correspondiente al año 2004.

Desde entonces ha existido en nuestra ciudad un vacío que sin duda era necesario volver a llenar, más aún en una población como es Puerto Real, con una cultura tan amplia y diversa, resultado de una extensa y en ocasiones extraordinaria historia, sabedores además que son muchas las personas en nuestra localidad (y fuera de ella) que dedican parte de su tiempo y esfuerzo a investigar y tratar de divulgar aspectos significativos de nuestra realidad cultural, careciendo hasta ahora de un medio de estas características donde poder plasmar sus trabajos y dar a conocer al resto de la ciudadanía los frutos de tan generosa labor.

La Revista de Estudios Puertorrealeños Matagorda nace de este modo con el deseo de convertirse en un medio de divulgación de los diversos aspectos de nuestra cultura local, una publicación que con el tiempo y con las enriquecedoras aportaciones que se vayan recibiendo se convierta en una referencia obligada para quienes deseen acercarse y conocer de manera más detallada nuestro pasado, nuestras tradiciones, en definitiva nuestro patrimonio cultural en el más amplio concepto.

Este propósito de recuperar y transmitir nuestra identidad cultural, sustentado en el carácter eminentemente divulgativo de la publicación, se valdrá también de las nuevas tecnologías. Además de la tradicional edición en papel, Matagorda será accesible desde la red, y no solo para poder ser visualizada sino además, si así lo queremos, realizar su descarga gratuita, tanto del número concreto (y completo) de la revista, como de cualquiera de los artículos que la conforman de manera individual.

En definitiva, Puerto Real cuenta a partir de hoy con un nuevo y luminoso medio de divulgación cultural, quede patente nuestro deseo de que este primer número de Matagorda sea sólo el inicio de una larga y notable colección.

Manuel Jesús Izco Reina
Concejal Delegado de Cultura del Excelentísimo Ayuntamiento de Puerto Real

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *